Características del Basset Azul de Gascuña

ORÍGENES

La primera descripción verdadera del Basset Azul de Gascuña data de 1880, aunque no se escribió mucho sobre ella hasta 1893, cuando, por primera vez, se mencionó en L'Eleveur. El año anterior, las perreras del Jardin d'Acclimitation en París habían adquirido a Cantine y Fanfare de Monsieur d'Heudières del Château de Bois-David en Normandía.

M. J Giet, dueño de las perreras de caza de Plaisance-Dordogne, escribió que siete años antes había tratado de conseguir buenos perros para la caza con escopeta cruzando perros Gascón-Saintongeois.

Un cruce con estos perros produjo una pareja de perros de patas cortas tipo basset que mantuvo por curiosidad más que nada. Varios perros obtenidos del cruce de estos primeros Azules de Gascuña de pata corta fueron vendidos a entre otros a M. d'Heudières.

Durante algún tiempo después, el Basset Bleu de Gascogne apareció espontáneamente en las camadas de los perros más grandes, a pesar de que los padres eran de raza pura. Por lo tanto, aunque no se puede excluir la posibilidad de mutación, parece que los intentos de M. Giet de producir un mejor perro de caza pueden haber allanado el camino para los cimientos de la raza.

Más de diez años después, al involucrar a varias razas relacionadas, Alain Bourbon, autor de Nos Bassets Français (París 1911), que vivió y cazó en Mayenne, sin duda rescató al Basset Bleu de Gascogne de la extinción virtual. Hemos tenido la suerte de que Alain Bourbon describiera en el delicioso libro Nos Basset Français, los primeros pasos de esta raza, que por su interés hemos decidido traducir e incluir a continuación.

El Basset bleu de Gascogne es, para el aficionado, la raza más bonita que existe; muy raro todavía hoy en día, porque fue abandonado ya hace mucho tiempo y es solo por casualidad que algunos viejos cazadores han logrado conservar algunos tipos puros. Los últimos fueron propiedad del Sr. d'Ileudière, que poseía toda una pequeña jauria. Algunos de estos perros fueron vendidos a la perrera del Jardin d'Acclimatation, que floreció en ese momento. Un maestro con gran experiencia, el Sr. Leseble, trató de criarlo en el jardín.

Sin embargo, posiblemente la vida sedentaria de estos valientes perros en el Jardín de Aclimatación hizo que acabasen muriendo a pesar de todos los cuidados que les dio el Sr. Leseble. Admirador de esta vieja raza, que yo mismo no había valorado en su justa medida, intenté recuperarla. Le pedí a mis amigos de la región del Mediodia francés que me enviaran algunos bassets del tipo más bello, pero no hubo respuesta. ¡Animales perdidos, imposibles de encontrar! Me dijeron por todos lados.

Poseyendo entonces Basset Saintongeois Negros y Blancos, los crucé con las perras más bellas azul que pude encontrar. Compré un poco más tarde perros del criadero de la Sra. Guimet: Nélusko, Solika, lùitma, todos ganadores en las Exposiciones de las Tullerías de París, luego varias otros y, gracias a la pureza de mis basset, pude criar algunos basset azules.

Seleccioné y así formé varias familias y, durante quince años, he logrado un buen resultado. Ahora tengo una docena de buenos Basset Azules, con el tipo primitivo de construcción y color. Estos perros no se parecen a sus ancestros. Son más elegantes y denotan un antiguo origen. Su color azul les da un sello particular: el cuello es largo, rematado con una cabeza seca un hueso occipital muy desarrollado y puntiagudo; figura expresiva pero triste, languidos ojos marrones, hocico arqueado y con un color fuego pálido, junto con pequeñas manchas de color fuego pálido encima de cada ojo y en las mejillas. Con orejas negras, muy largas, muy delgadas y de inserción muy baja. 

Entre las dos Guerras Mundiales, periodo que supuso la estinción de algunas razas caninas, buena parte de la población de Basset Azules residia en regiones francesas alejadas de las zonas donde las dos Guerras Mundiales fueron más intensas y por tanto había suficientes ejemplares para mantener el reconocimiento oficial de la raza.

A principios de la década de 1950, el Club du Chien Bleu de Gascogne fue sustituido por el Club du Bleu de Gascogne, presidido por M. Boulous de Niza. 1967 allanó el camino para que Roger Bachala se hiciera cargo del club, con la ayuda de Etienne Perry, y un club de raza rejuvenecido surgió en 1968. Un poco más tarde, M. Abadie de Gers comenzó a cazar con Basset Bleu de Gascogne y, a finales de los años 60, comenzaron a presentarse con regularidad en las exposiciones francesas.

EVOLUCIÓN

La mayoría de estos Bassets Bleus tenían sus orígenes en las jaurias de caza, pero, con tan pocos animales criados con fines de reproducción, era necesario cruzarse con Petit Bleu de Gascogne, la variedad más pequeña, para mantener la raza. Uno de los propietarios de la jauria que siguió esta ruta fue M. Lagarde de Tarn et Garonne.

Mediante una cuidadosa selección, estableció un excelente tipo de Basset Bleu con el afijo de Jouan Lagarde. Marcel Vulvin, que vive en Haute Vienne, también trabajó duro para que la raza fuera reconocida tanto en Francia como en el extranjero, con su stock de Mas Gauthier ganando constantemente. Aunque desde 1970, cuando había tan solo cuatro Bassets Bleus incluidos en la Livre d'Origines Français (el libro de estudios Société Centrale), en 1980 la popularidad de la raza se había fortalecido, con más de 200 nacidos.

SITUACIÓN ACTUAL DEL BASSET AZUL DE GASCUÑA

En lo que respecta a la evolución cuantitativa del Basset Azul de Gascuña se han realizado diferentes consultas en bases de datos online de los países más importantes de Europa y se puede concluir que esta raza tiene una difusión limitada fuera de su país de origen.

Esta reducida difusión queda puesto de manifiesto en el hecho de que a dia de hoy no es una raza reconocida por el Kennel Club ni tampoco por el American Kennel Club.

Aun así, en su país de origen, Francia es una raza que goza de buena aceptación y en la Monográfica que organiza el Club del Bleu de Gascogne, Ariegeois y Gascon Saintongeois es usual ver participaciones superiores a los 100 participantes de la raza Basset Azul de Gascuña gracias a la existencia de un conjunto de criadores que se encarga de conservar esta raza. 

CARÁCTER

El carácter del Basset Azul de Gascuña es una de las caracteristicas que resultan atractivas en la raza junto a su gran instinto cazador como perro de rastro. Trabajando tiene un excleente olfato mostrándose muy activo y perseverante tras el rastro. A pesar de su corta estatura se trata de un perro activo y ágil, que no tendrá ninguna duda en atravasar cualquier tipo de obstáculo que se pueda interponer en sus desplazamientos por el campo. 

Como todos los perros de jauria, tiene un carácter gregario y sociable y se muestra muy afectuoso y alegre con las personas que lo cuidan y forman parte de su familia. Una característica habitual del Basset Azul de Gascuña es su predisposición a retorzar alegremente junto con el resto de compañeros de jauria o de su familia. 

UTILIDAD

Cuando se utiliza como perro de rastro, muestra un sonoro y hermoso ladrido, que podria confundirse con el latido de perros de talla mas alta. Debido a su amplia caja torácica, fortaleza muscular y ligereza es capaz de mostrar una gran resistencia en el campo y cuando es necesario es capaz de desplazarse con gran velocidad, circunstancia que lo hace muy útil para cazar con escopeta y en ocasiones para perseguir a la caza como sabueso. 

Su flexibilidad y capacidades hace que pueda ser utilizado para cazar solo o en jauría. Su caza predilecta es el conejo y la liebre.

SALUD

El Basset Azul de Gascuña es conocido por ser una raza extremadamente robusta. La esperanza de vida de esta raza es de 12 años. Esta es una raza muy, muy antigua, que probablemente tiene más diversidad genética que algunas razas más jóvenes. Además, este sabueso se ha utilizado casi exclusivamente como animal de trabajo durante muchos años. Los perros con problemas de salud no suelen ser animales de trabajo capaces y, como resultado, se eliminan del acervo genético. Además, la raza tiene un pequeño pero dedicado grupo de aficionados que desean proteger la salud de sus perros.

Atualmente no se conoce que los Basset Azul de Gascuña sean particularmente vulnerables a una enfermedad determinada, aunque como se trata de una raza muy poco extendia faltan estudios sobre la salud de la raza. Si que se conoce cierta predisposición del Basset Azul de Gascuña ante la torsión de estómago, por lo que es recomendable que sus propietarios conozcan bien los síntomas de esta enfermedad, como intentar reducir la posibilidad de que ocurra y como reaccionar cuando se detecta una posible torsión de estómago.

 

BIBLIOGRAFIA

 

Hounds: Hunting by Scent (BASSETS IN FRANCE). by   David Hancock. 2014. Editorial Crowood Press

Les Basset Courants. Maurice Leblanc; John A. Miller. 1987. Ed. Gerfaut Club. Paris